Los precios de los combustibles hace rato se comieron el aumento del salario mínimo; una decisión mala por donde se le mire; es necesario construir una nueva política de precios de los combustibles

“Colombia necesita un precio en todos sus combustibles que no lesione la capacidad de compra de los hogares y eleve la competitividad del transporte y de la economía,” explicó el candidato presidencial y senador Jorge Enrique Robledo. Este año en Bogotá la gasolina ha subido 9 por ciento, tres veces la inflación, y el ACPM 7 por ciento, casi el doble del índice general de precios.

Menos consumo, menos ventas

Desde hoy los 13 millones de propietarios de carros y motocicletas, es decir, casi todos los colombianos y colombianas, sufrirán una merma en su capacidad de compra, en plena época decembrina cuando el gasto de los hogares necesita elevarse. “Esta es una decisión mala para los que compran y los que venden, pésima por donde se le mire,” expresó Robledo. Esta decisión también les quita competitividad a los camioneros para quienes el diésel pesa el 35 por ciento de los costos operativos, lo que es igual a comida más cara.

 

Por una nueva política de precios de los combustibles

“El país necesita una nueva política de precios de los combustibles, los ajuste y ponga en sintonía con la capacidad de compra de los hogares, los estabilice para mejorar el costo país, les facilite la vida a los transportadores de carga y supere esa idea de un gobierno que captura más del 80 por ciento del precio de la gasolina usándolo como una medida fiscal que le permite no cobrarles impuestos a quienes los evaden, como los que esconden su riqueza en Paraísos Fiscales”, concluyó Robledo.

 

Bogotá, 5 de diciembre de 2017

Oficina de Prensa

Jorge Enrique Robledo

Candidato presidencial y senador