Testimonios

Telesur  

El expresidente José “Pepe” Mujica dijo que el tiempo que actualmente vivimos no hubiese sido posible de no existir precursores como Eduardo Galeano en la hacienda del pensamiento.

En entrevista exclusiva a Telesur, el exmandatario de Uruguay manifestó que el mundo le debe mucho a Eduardo Galeano, y poco antes de dejar la presidencia fue a visitarlo en nombre de la nación uruguaya.

Leer más...

Por Atilio A. Boron   

Pensaba ahondar sobre algunos asuntos pendientes de la nota sobre la Cumbre de las Américas que publicara hoy Página/12.  Pero a poco de regresar desde Colombia -donde tuve el honor de participar en las diversas actividades de la Cumbre Mundial de Arte y Cultura para la Paz de Colombia- me abrumó  la noticia de la muerte de Eduardo Galeano. Y la verdad es que lo único que tuve ganas de hacer fue buscar sus libros en mi biblioteca y sentirme una vez más en su compañía deleitándome con su lectura.

Leer más...

Por Aram Aharonian  

A Eduardo Germán María se le dio por firmar con el apellido materno, Galeano, para no usar el paterno anglosajón, Hughes, aun cuando utilizó el Gius para firmar sus caricaturas.  Eduardo fue frustrado futbolista (por patadura), obrero, mensajero, caricaturista, periodista y finalmente escritor, para “ayudar a recuperar los colores y la luz del arco iris humano, algo mutilado por años, siglos, milenios de racismo, machismo, guerras y más. Sí, hermano, somos mucho más de lo que se nos dice”.

Leer más...

Por Stella Calloni  

Dicen que Eduardo Galeano ha muerto hoy y parece imposible aceptarlo, porque si hay un escritor viviente en América Latina es precisamente él, que hizo de la palabra el mayor juego de la imaginación para la vida.
 
Cuando un día en Montevideo me regaló su libro Las palabras andantes, editado –como todos en su primera edición en la editorial El Chanchito, que creó en su país–, sentí y se lo dije que era un trabajo embarazado de magias.

Leer más...

Por Kintto Lucas  

Todavía recuerdo la última vez que conversamos largo con Eduardo, y nos tomamos unos vinos frente al Teatro Solis en Montevideo. Hace tan poco...

Hablamos mucho de política, bastante de cultura y de tantas historias. Recordó las enseñanzas del movimiento indígena de Ecuador y América Latina…

Entre tantas frases que quedaron marcadas, ahora pienso en una: “en política se debe incidir en todos los lugares pero política no es burocracia"...

Leer más...

Por Ariel Dorfman* / Página/12  

Fue en agosto de 1973 que por primera vez escuché la voz tierna e inolvidable de Eduardo Galeano.

Sonó el teléfono en nuestra casa en Santiago, un ruido que no era usual porque recién Angélica y yo habíamos logrado agenciarnos una línea y casi nadie tenía nuestro número. Y menos usual aún porque la llamada venía del extranjero, de Buenos Aires.

Leer más...

Raúl Zibechi / La Jornada  

Quien escucha los latidos de abajo acoge sus dolores, comparte sus risas y llantos; quien se esfuerza por entenderlos sin interpretarlos, por aceptarlos sin juzgarlos, puede ganarse un lugar en los corazones de abajo. Eduardo Galeano recorrió las más diversas geografías latinoamericanas en trenes, a lomo de mula y a pie, desplazándose en los mismos medios que los abajos. No buscaba mimetizarse, sino algo mayor: sentir en su piel los sentires de otros y otras para hacerlos vivir en sus textos, para ayudarlos a salir del anonimato.

Leer más...

Mempo Giardinelli* / Página/12  

Y Eduardo Galeano finalmente partió. El viernes me lo anticipó Eric Nepomuceno, escritor y periodista también de este diario, saliendo de Río: “Voy a despedir a Eduardo, Mempo, no creo que llegue a tiempo, pero allá voy”. Le pedí que fundiera mi abrazo con el suyo.

Ahora, conocida la noticia de su partida, pienso que al menos nuestro amigo va a descansar, porque llevaba mucho tiempo sufriendo.

Leer más...