Ricardo Villa Sanchez

Por Ricardo Villa Sánchez  

El 9 de enero de 1999, cerca de un centenar de paramilitares del Bloque Norte de las AUC, irrumpieron en el corregimiento de Playón de Orozco del municipio de El Piñón, Magdalena, mientras se celebraba un bautizo colectivo. En tan sólo una macabra hora, a plena luz del día, asesinaron, con alevosía, a 27 personas, frente a la iglesia y no contentos con esto, saquearon y quemaron 22 viviendas. Fue la crónica de una masacre anunciada, sin reacción del Estado en su momento, más allá del fugaz perdón público 16 años después y de la fría confesión de su verdugo, para recibir los beneficios de justicia y Paz, luego del éxodo de sus habitantes, su retorno a cuenta gotas y las voces de su dolor.

Leer más...

Por Ricardo Villa Sánchez  

Con el símbolo de la caída del muro de Berlín en 1989, se suponía que el mundo dejaría de girar como un péndulo al vaivén de dos grandes potencias que pretendían imponer sus modelos políticos, sociales, culturales y económicos, en lo que llamaban la guerra fría. Grandes muros mentales separaban a las naciones que poco a poco se fueron derrumbando, en un momento en que algunos autores profesaban que se venía la era del último hombre y del fin de la historia. Qué equivocados estaban, al punto que hace poco le correspondió rectificar su premisa a este gurú del neoliberalismo. Mucho está aún por construir y deconstruir.

Leer más...

Por Ricardo Villa Sánchez  

Es complejo interpretar al alcalde de Bogotá. Hace poco trinó: “Tenemos el dinero para hacer colegios para que nuestros niños estudien jornada completa... ¿preferimos invertirlo en empresa teléfonos?” A renglón seguido, uno se pregunta o, más bien, le responde: ¿Acaso no es con una porción del superávit de esta empresa, con la que se ha financiado en los últimos gobiernos la inversión social, entre otros asuntos, en educación e inclusión a la infancia y adolescencia?
 
Esto lo reafirman cuando dicen que van a construir jardines infantiles con la venta de ETB: “La Inversión en primera infancia es la más rentable”. ¿Rentable en qué sentido? Pretenden vender ETB para que la gente viva mejor.

Leer más...

Por Ricardo Villa Sánchez  

En el país que busca ser el más educado, de la ciudad otrora llamada Atenas Sudamericana, había una vez un señor, de larga figura, barba blanca y hablado gomelo, con un ego más elevado que su metro, que se autodenominaba Doctor, sin haber hecho el mínimo esfuerzo académico para conseguirlo. El frabulloso día en que se conoció que no era ningún PHD, ni tonto ni perezoso, el muy HPD, eliminaría de su hoja de vida de la Función Pública la mención correspondiente mientras contaría con que todo seguiría igual. Pero la telaraña social, lo embistió. Es irrelevante, pensaría en su volvor polarizado, en las 2 horas y media de trancón de regreso del sur, cuando vio un separador en el que detrás salía humo, y gruñiría sorprendido: ¡Vieron, están fumando hierba! y era basura quemada, en la zona de recolección que les habrían sectorizado a operadores privados.

Leer más...

Por Ricardo Villa Sánchez  

Generar polarización en este país que aún no ha salido del conflicto armado, ni cuenta con una educación pluralista y de calidad, es relativamente fácil. El miedo, la manipulación, la sensación de inseguridad, la falta de oportunidades y de expectativas frente a la vida, hacen que sea muy complejo que las personas piensen por sí mismas que pueden ser arquitectas de su propio destino, y más allá de eso a que, por un lado, la gente se perciba en peligro, ante cualquier situación, o por otro, a que, por intentar defender lo suyo, hagan lo que sea necesario, en la actual, como diría Bauman, polarización y estratificación de la población mundial en ricos globalizados y pobres localizados.

Leer más...

Por Ricardo Villa Sánchez  
 
La coyuntura de la Paz, parecería que hubiera entrado en un pantano, ojalá no sea el de Vargas. La crisis económica, las ventas de bienes públicos, las normas retardatarias; los hostigamientos y atentados contra el movimiento social en todo el país; las tensiones que se percibieron contra la población civil, bajo el supuesto paro armado, que sería el preludio a una marcha, encabezada por un sector de la élite, que antes tuvo poder, y que algunos medios, le dan mayor realce a la marea que se movió, recuerdan turbios pasados de violencia y manipulación, en medio de los cuales, el Gobierno actual, a las carreras, como si fuese una cortina de humo, anuncia la paz completa, con la fase pública de la negociación, con otro actor armado.

Leer más...

Por Ricardo Villa Sánchez  

El equilibrio de poderes entre el ejecutivo y el legislativo, base de la calidad de la democracia, se expresa con más contundencia en el sistema parlamentario. Las reglas de juego entre minorías y mayorías, alianzas y coaliciones, que permiten establecer la línea de separación de poderes, con las cabezas visibles del Jefe de Estado y del Jefe de Gobierno, con sus funciones propias, podría servir tanto para reducir el cuestionado Congreso de la República, ir hacia un parlamento unicameral, con un Gabinete de responsabilidad política, que refleje las necesidades reales de la ciudadanía, en el que participen en su conformación y, hasta revocación, los diversos sectores representados en el Parlamento, así como también para poder avanzar hacia un Estado con regiones autonómicas y con parlamento regional, lo que posibilitaría eliminar las figuras tibias de las Gobernaciones y las Asambleas departamentales.

Leer más...

Por Ricardo Villa Sánchez  
 
Como si fuera el reinado de Cartagena, todas las élites, hasta las de izquierda, quizás comprometidas con la Paz, uno se imagina con sus guayaberas almidonadas, se dirigen a La Habana, Cuba, esta Semana Santa, La la la la, a acompañar a Santos (¿o a Obama y después a escuchar el concierto gratuito de The Rolling Stones?) a un histórico anuncio en el marco de las conversaciones de Paz entre el gobierno nacional y la tristemente célebre, guerrilla más antigua del mundo, las Farc.
 
En el 23, parece que no será la firma del fin de este conflicto armado, pero sí que se avanzará hacia el cese bilateral y definitivo al fuego, como dispositivo previo para la dejación de las armas, la desmovilización, concentración de las tropas y la verificación de los eventuales acuerdos que se suscriban.

Leer más...