Octavio Quintero

Por Octavio Quintero   

Nadie mejor que Edna Guzmán podría definir la interioridad laboral de una multinacional tan famosa  como Seatech Internacional Inc., más conocida en Cartagena como Atunes de Colombia,  la empresa de alimentos que procesa Van Camps en la zona industrial de Mamonal. 

Edna es víctima de la “masacre laboral” que ha emprendido la multinacional en connivencia con la empresa colombiana, A Tiempo, que le provee el personal temporal con el que ha venido reemplazando toda la contratación directa dentro de lo que técnicamente se denuncia como “tercerización”. 

Leer más...

Por Octavio Quintero   

La libertad de expresión tiene que coincidir con la libertad de pensamiento. Si no, estamos diciendo y haciendo dos cosas diferentes. 

Entre las formas más sutiles de coartar la libertad de expresión en el ejercicio periodístico está la autocensura, aquella que se ejerce desde el interior mismo del periodista motivado por dos razones principalmente: primera por temor y segunda por estimulación. 

Ambas formas hacen de la prensa “una prensa mala”, en los términos en que el filósofo de medios de comunicación más reconocido mundialmente, Albert Camus, lo define así: “una prensa libre puede ser buena o mala, pero sin libertad, la prensa nunca será otra cosa que mala”. 

Leer más...

Por Octavio Quintero  

El Banco de la República aumentó la tasa de interés en 50 puntos básicos y la llevó a 5,25%, pegándole, de paso, un frenazo en seco a la inflación de estos dos últimos meses del año, que al paso que iban las cosas, podría haber sido de por lo menos un punto más por encima de lo previsto, que ya pasaba del 6 por ciento anual en términos generales.
 
Y el presidente Santos, desgarrándose las vestiduras, salió a decir que había sido excesiva el alza de la tasa de interés, porque podría afectar el “buen” desempeño económico que lleva el país, según el ministro de Hacienda.

Leer más...

Por Octavio Quintero  

La careada transparencia electoral del Consejo Nacional, no era tanto antes como lo es después. Así como presto corrió a anular más de un millón 600.000 cédulas inscritas sin más fórmula de juicio que una supuesta trashumancia, ahora debiera emprender la investigación real de esa trashumancia que de todas maneras se dio, junto con la financiación de los candidatos a corporaciones y cargos públicos de elección popular y, todavía más importante, la elección de muchos indeseables y los avales otorgados a estos por los partidos políticos que, al tenor de la constitución, vienen a ser corresponsables del extenso y hondo barril de puercos en que medra la política colombiana.

Leer más...

Por Octavio Quintero  

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, vive hoy su propia historia de “Caperucita roja y el lobo feroz”. Salvo que el lobo no solo se la va a comer a ella sino a todo Brasil, insignia de Suramérica y emblema de los emergentes reconocidos por su sigla BRIC que encierra también a Rusia, India y China, aproximándose a ellos ahora México y Corea del Sur. Es decir, hablamos del único bloque geopolítico y económico capaz de enfrentar con éxito a Estados Unidos y sus aliados (Canadá, Japón, Inglaterra y la Unión Europea), en cualquier escenario.

Leer más...

Por Octavio Quintero  

En el diario El País, de Cali, al cabo de una información sobre la renuncia del director del Hospital Universitario del Valle (HUV), se encuentran un par de reflexiones suscritas por Gonzalo Gallo, que casan como anillo al dedo en la presente coyuntura política que vive el país de cara a las elecciones de autoridades locales este próximo 25 de octubre.
 
La primera

- Cierto día, de regreso a casa, vi a una niña tiritando de frío, y me dije: “Hoy no va a dormir ni a  comer decente”.

Leer más...

Por Octavio Quintero  

En el centro del debate sobre las negociaciones de paz con las Farc que se vienen adelantando se impone el tema de la justicia, en el sentido de castigo o pena que se debe aplicar a los militantes guerrilleros. Supongamos que en el orden lógico del proceso iniciado en La Habana es lo que sigue. Y tal vez se venga después lo de la militancia política y, quizás se haga el cierre con un gran referendo de ratificación de todo para que se pueda superar aquel inamovible puesto por el gobierno desde el principio: “nada está aprobado hasta que todo no sea aprobado”.

Leer más...

Por Octavio Quintero  
 
Tantas cosas se han dicho –y se dirán-- desde o dentro del proceso de negociación del conflicto en la Habana. Algunas, no obstante su importancia, nos resbalan, simplemente porque no les ha llegado su tiempo de socialización. Ahora estamos más enfocados en los detalles de la justicia transicional y, seguramente, nos interesará saber después dónde y con quién dejarán las armas las Farc-EP. Y, quizás, seguiremos con los detalles de su participación en política.

Leer más...