Emir Sader

Por Emir Sader  

En el momento de auge de los enfrentamientos políticos y de las grandes luchas de ideas en América Latina, se siente con más fuerza la relativa ausencia de la intelectualidad crítica. En el momento en que los gobiernos progresistas sufren las más duras ofensivas de la derecha, buscando imponer procesos de restauración conservadora, valiéndose del monopolio de los medios de comunicación, el pensamiento crítico latinoamericano podría tener un rol importante, pero su ausencia relativa es otro factor que afecta la fuerza del campo de la izquierda.

Leer más...

Por Emir Sader  

En el otro largo período histórico de desarrollo con distribución de renta en América Latina -especialmente entre 1940 y 1970-, el modelo era compatible con las tendencias históricas del capitalismo a escala mundial. Asimismo, ese modelo encontraba a significativos sectores del gran empresariado cuyos intereses fundamentales eran contemplados.

Leer más...

Por Emir Sader  

Estábamos en la campaña de la segunda vuelta en Brasil, en 2010, cuando nos fulminó la noticia de la muerte de Néstor Kirchner. Lula corrió a representarnos a todos nosotros, cuando todos nuestros corazones se volcaban hacia Néstor, hacia todos los argentinos, hacia Cristina en particular.

Sabíamos todo lo que Néstor representaba, cómo junto a Hugo Chávez y Lula, había sido fundamental para lanzar el proceso de integración regional y cerrar el paso al ALCA.

Leer más...

Por Emir Sader  

Por las implicaciones directas respecto a Brasil, no existe ningún país sobre el cual el peso de la ideología conservadora pese tanto en todo lo que se refiere a Argentina en Brasil. La misma similitud de varios aspectos de la historia reciente de los dos países facilita las comparaciones y la utilización de lo que ocurre en uno de ellos para hacer la lucha ideológica y política en el otro.

Perón y Vargas, Frondizi y Kubitschek, los golpes de 1964 en Brasil y el de 1976 en Argentina, Alfonsín y Sarney, Menem y Cardoso, Lula y los Kirchner.

Leer más...

Por Emir Sader   

Hacer política es construir alternativas que privilegien las políticas sociales y no los ajustes fiscales, los procesos de integración regional y no los Tratados de Libre Comercio, que recuperen la capacidad de acción y de hacer política de los Estados y de los gobiernos.

Financierización significa que el dinero lo invade todo. Que el capital especulativo es el hegemónico. Los bancos ya no prestan para inversiones productivas o para que la gente compre lo que necesita o para se hagan investigaciones. No, los bancos viven de la compra y venta de papeles.

Leer más...

Por Emir Sader  

América Latina – o por lo menos algunos de sus gobiernos – se ha puesto en contra de la corriente dominante desde hace décadas en el plano internacional. Despues de sufrir duramente los efectos de esa corriente, algunos gobiernos se han rebelado en contra de ella y empezado a poner en práctica políticas que contradicen frontalmente la onda neoliberal.

Los resultados no han podido ser mejores: mientras aumenta la desigualdad, la pobreza, la miseria, la exclusión social en el mundo, un pais como Brasil, que era el pais más desigual del continente más desigual, ha tenido avances espectaculares en este campo a tal  punto de proyectar a Lula como líder mundial de la lucha en contra del hambre.

Leer más...

Por Emir Sader  
 
Las negociaciones de paz en Colombia han ingresado en un punto de no retorno, con las definiciones recientes sobre temas judiciales. El proceso entró en una fase final, con la desmovilización militar de las FARC y la firma de los acuerdos de paz definitivos en marzo de 2016. América del Sur confirma así la caracterización por Unasur como una región libre de guerras.
 
Mientras que en otras regiones del mundo se multiplican los focos de guerra, sin que ningún proceso de negociación pacífica de los conflictos se desarrolle; al contrario, solo se profundizan y se extienden los conflictos, con todas sus dramáticas consecuencias de muertos, heridos, refugiados, entre otros.

Leer más...

Por Emir Sader  

Frente a las dificultades de los gobiernos posneoliberales en varios países,  algunos,  con cara de arrepentimiento y voz grave, lamentan lo que sería el final del ciclo de los gobiernos progresistas en América Latina, sumándose, una vez más, a las voces de la derecha. Un ciclo que ellos nunca reconocieron que hubiera existido.

Antes, se decía que nunca había existido ruptura alguna, que los nuevos gobiernos eran la continuidad de los anteriores, tan neoliberales como aquellos.

Leer más...