Por: Daniel Coronell

Lo más curioso es que Hugo Aguilar había salido de la cárcel –declarando que estaba en la pobreza apenas dos meses antes de importar el biplaza: el 5 de mayo de 2015.

La mayoría de las veces los reporteros de investigación tienen que seguir por meses pistas inciertas que con frecuencia no llevan a ninguna parte pero de vez en cuando –muy de vez en cuando- la casualidad les hace un regalo inesperado. La abogada y periodista Diana Saray Giraldo, subdirectora y columnista del diario Vanguardia Liberal de Bucaramanga, lleva años investigando y documentando la corrupción política en su departamento. Gracias al trabajo suyo y de su equipo se han destapado muchas corruptelas en Santander.

Hace pocos días transitaba por las calles de la ciudad cuando pasó a su lado un ruidoso vehículo cuya presencia era imposible de ignorar. Se trataba de un Porsche convertible color caoba metalizado. Un carro avaluado en cerca de 350 millones de pesos que se robaba todas las miradas. Diana, siguiendo su olfato noticioso, sacó el celular y disparó tres veces la cámara. Dos de las imágenes siguen inéditas. (FotoPorsche.jpg)

La primera foto –que Diana publicó en su cuenta de twitter- revela la identidad de quien iba detrás del volante. Se trata del coronel Hugo Aguilar cuestionado ex gobernador de Santander y uno de los dueños políticos de la región.

Aguilar fue condenado a nueve años de prisión por sus nexos con los paramilitares pero salió mucho antes por cuenta de esa eficaz aritmética que opera en Colombia para calcular las condenas de los poderosos. La justicia también le impuso una multa de 6.300 millones de pesos para indemnizar a sus víctimas. Él alegó que no podía pagar la multa porque ni él, ni su familia, tenían recursos. Argumentó que su único ingreso era su jubilación de la Policía “De acuerdo con mis capacidades económicas (…) basado en mi pensión pago 500.000 pesos mensuales”. (EntrevistaAguilar.jpg)

Lo increíble es que una persona de recursos limitados pueda transportarse en un carro tan costoso. Y aquí viene la revelación de la segunda foto de Diana.

El raudo Porsche Boxster quedó atascado en el tráfico de Bucaramanga y Diana pudo ver su placa: IIY 545 de Bogotá. (Ver FotoPlaca.jpg)

El certificado de tradición del descapotable registra que fue importado a Colombia el día 17 de julio del año 2015 por Hugo Heliodoro Aguilar Naranjo. Lo más curioso es que Aguilar había salido de la cárcel –declarando que estaba en la pobreza- apenas dos meses antes de importar el Porsche: el 5 de mayo de 2015. (Ver CertificadoAguilar.jpg)

Los documentos también prueban que Aguilar traspasó el título de propiedad del carro en agosto del año pasado aunque sigue en su poder. Ahora el Porsche figura a nombre de Yeison Albeiro Sáenz Plazas. Yeison es un ingeniero que terminó su carrera hace menos de tres años, que no tiene ninguna otra propiedad a su nombre y cuya dirección registrada es un modesto apartamento arrendado en un barrio de estrato 4 en Cúcuta. (Ver CertificadoYeison.jpg)

Localicé a Yeison en su celular y me dijo que no me podía dar información sobre sus negocios con el coronel Aguilar. Me explicó nerviosamente que no hablaba conmigo porque “yo no se si usted realmente es Daniel Coronell”.

La tercera foto revela la identidad de quien iba al lado del coronel Aguilar en el veloz biplaza alemán. Una mujer de pelo largo y gafas identificada como Mónica María Barrera Carreño. (VerFotoAcompañante.jpg)

Mónica María disolvió hace un tiempo su sociedad conyugal con el coronel Aguilar. Teóricamente vive de su sueldo de un poco más de 10 millones de pesos como miembro de la Unidad Legislativa de la representante María Eugenia Triana, casualmente compañera de fórmula del senador Mauricio Aguilar, el hijo del coronel.

A nombre de Mónica María están cinco propiedades cuyo valor comercial puede estar cerca de los 10 mil millones de pesos. Si usaran las propiedades para pagar la deuda que el coronel tiene con el Estado, aun les sobrarían 4 mil millones para seguir viviendo.

Entre las propiedades hay fincas en Santander y Boyacá, lotes, un costoso apartamento en Bucaramanga y una lujosa casa campestre en el Peñón del Lago en Ruitoque, el exclusivo suburbio de la capital santandereana. (Ver CertificadosPropiedades.jpg)

Por cierto frente a esa última casa, que habitan el coronel y Mónica María, es frecuente ver estacionados el Porsche deportivo, otro Porsche Cayenne que en Colombia cuesta alrededor de 300 millones de pesos, un Mercedes Benz y una camioneta Toyota.

 

Tomado de SEMANA.com